Home

Quien está en línea

Tenemos 3 invitados conectado

CIENCIA Y TECNOLOGIA

Ulti Clocks content
Octubre 2014
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

20

21

22

23

24

25

26

27

28

29

30

31

Noticias en Google

Búsqueda en el Sitio

Convertidor de moneda

Convertir 

en

  

Traductor en línea

Module is designed by http://vivociti.comYouCMSAndBlog Module Generator Wizard PluginPowered by Joomla

Traductor de Contenido

English French German Italian Portuguese Russian Spanish

Designed by:
SiteGround web hosting Joomla Templates
Bienvenidos a la Página Principal de COEVOLUCION.NET
FRASES PARA RECORDAR PDF Imprimir Correo electrónico
Latest
Escrito por Administrator   
Martes 11 de Agosto de 2009 16:08

 

 

Los avances en la ciencia se deben más al choque de las ideas que a la acumulación constante de los hechos.

 

 

 John Archibald Wheeler

Última actualización el Martes 27 de Mayo de 2014 20:58
 
NUEVO LIBRO SOBRE COMPLEJIDAD PDF Imprimir Correo electrónico
Noticias
Escrito por Administrator   
Martes 19 de Febrero de 2013 17:36

NUEVO LIBRO SOBRE CIENCIAS DE LA COMPLEJIDAD

Ya está disponible en Amazon, tanto en versión digital como en versión impresa,  el libro “Complejidad: Las ciencias del cambio y la sorpresa” por Francisco Iván Tercero Talavera.

 

Visite Amazon:

Versión digital

Versión impresa

 

NUEVO BLOGCOEVOLUCION-CIENCIA Y TECNOLOGÍA 

 

Última actualización el Sábado 17 de Mayo de 2014 17:19
 
COMPLEJIDAD Y SEGURIDAD ALIMENTARIA Y NUTRICIONAL PDF Imprimir Correo electrónico
Latest
Escrito por Administrator   
Sábado 24 de Mayo de 2014 17:29

 

 

COMPLEJIDAD Y SEGURIDAD ALIMENTARIA Y NUTRICIONAL

Iván Tercero Talavera

 

 La Seguridad Alimentaria y Nutricional ha sido definida como un estado en el cual todas las personas gozan en forma oportuna y permanente de acceso físico, económico y social a los alimentos que necesitan en cantidad y calidad para su adecuado consumo y utilización biológica garantizándoles bienestar general que coadyuve al logro de su desarrolloInstituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá (INCAP/OPS)

Para su logro son necesarias actividades relacionadas con la disponibilidad, el acceso, consumo, calidad e inocuidad de los alimentos y  su aprovechamiento y utilización biológica.

La población humana que ha venido experimentado crecimientos progresivos a lo largo de los últimos años, enfrenta, cada vez con mayor dramatismo, los desafíos de proveer la alimentación suficiente y adecuada para sus miembros.

El enfoque de Ciencias de la Complejidad que es integrador, trandisciplinario, dinámico, orientado a las interacciones y las retroalimentaciones, no-lineal, adaptativo, auto-organizado y co-evolutivo, se constituye en el enfoque más idóneo para afrontar con éxito este reto de la seguridad alimentaria y nutricional.

Solo para poner un ejemplo de un tipo de alimentos: el de los granos básicos, y sin ser exhaustivos, se necesita tomar en cuenta aspectos tales como: la genética de las semillas, las condiciones de los suelos, la disponibilidad y uso de los abonos, la presencia de plagas y enfermedades de las plantas, las condiciones del clima en la época del cultivo, la propiedad de la tierra, las condiciones laborales de los trabajadores agrícolas, la productividad por área de tierra cultivada, los caminos y carreteras, los medios de transporte, las condiciones de almacenamiento, las características y regulaciones del comercio local, el financiamiento de los bancos a las actividades de producción, los convenios internacionales de comercio exterior, las condiciones económicas de la población que los consume, la cultura alimenticia de los consumidores y su estado de salud, su educación sanitaria, la presencia de desastres naturales o conflictos provocados por el hombre y los niveles de corrupción en los países.

En esta entrada de COEVOLUCION.NET presento extractos y traducciones de algunos artículos sobre el tema que espero contribuyan a la información que sobre el mismo desean tener nuestros lectores.

Iván Tercero Talavera

 

 

Inseguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe

Rodrigo Martínez, Amalia Palma, Eduardo Atalah, Anna Christina Pinheiro 

 

 

El problema de la inseguridad alimentaria y nutricional ha sido un tema de amplio análisis en América Latina y el Caribe. Pero, ha habido avances aún hay un importante camino por recorrer para llegar a su erradicación.

...

Las crisis alimentaria, energética y financiera, junto al cambio climático y sus consecuencias, presentan nuevos desafíos para la región....

Hambre es un concepto asociado a inseguridad alimentaria y nutricional, la que se expresa operacionalmente según la FAO mediante el indicador subnutrición, que refleja una ingesta alimentaria diaria inferior al mínimo necesario para satisfacer los requerimientos energéticos.

 El no disponer de recursos económicos suficientes para solventar el costo de una canasta básica de alimentos, definida de acuerdo a las pautas culturales, se corresponde con el concepto de extrema pobreza o indigencia.

De acuerdo con lo señalado en la Cumbre Mundial de la Alimentación (1996) existe seguridad alimentaria cuando toda la población, y en todo momento, tiene acceso físico, social y económico a alimentos seguros y nutritivos que satisfacen sus necesidades dietéticas y preferencias alimentarias, para una vida activa y saludable.

...

Los efectos de la desnutrición se pueden manifestar a lo largo de todo el ciclo vital, ya sea por sus efectos inmediatos o por sus consecuencias a largo plazo, que incluso se pueden evidenciar de una generación a otra. Los principales factores que determinan que la desnutrición sea un problema de Salud Pública se pueden agrupar en: medioambientales (por causas naturales o entrópicas), socio-culturales-económicos (asociados a los problemas de pobreza e inequidad) y político-institucionales. Todo ellos pueden aumentar o disminuir las vulnerabilidades bio-médicas y productivas, y a través de estas condicionan la cantidad, calidad y capacidad de utilización de los nutrientes provenientes de la ingesta alimentaría, determinando así la desnutrición.

La desnutrición tiene efectos negativos en distintas dimensiones de la vida de las personas, entre las que destacan los impactos en la salud, la educación y la economía (costos y gastos públicos y privados, y productividad). Como consecuencia de lo anterior, estos efectos conllevan mayores problemas de inserción social y un incremento o profundización del flagelo de la pobreza e indigencia en la población, reproduciendo el círculo vicioso al aumentar con ello la vulnerabilidad a la desnutrición y generando importantes costos económicos para los países.

 ...

Como se ha planteado en múltiples foros y documentos, una importante cantidad de población América Latina y el Caribe sufre del flagelo de la pobreza y la indigencia. Así, aunque ha habido mejorías considerables en las últimas décadas, casi 13% de la población no cuenta con los ingresos suficientes para cubrir sus requerimientos nutricionales mínimos y uno de cada tres habitantes vive bajo la línea de la pobreza.

...

  

 Inseguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe

 

 

 

Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe, 2013

FAO

MENSAJES PRINCIPALES

 

842 millones de personas padecen de hambre en el mundo, cifra menor que las 878 millones del trienio anterior. En América Latina y el Caribe esa magnitud alcanzó 47 millones, disminuyendo en tres millones respecto al trienio anterior.

 

A dos años de cumplirse el período fijado por los Objetivos del Milenio, la meta de "reducir a la mitad el porcentaje de personas que padecen de hambre", ha sido alcanzada por 16 países de la región, y varios otros han realizado importantes progresos, lo que permite abrigar esperanzas de que la actual generación de latinoamericanos y caribeños podría ver erradicada el hambre en la región.

 

Al mismo tiempo, sin embargo, la otra carga de malnutrición que afecta a la región, el sobrepeso y la obesidad, se extiende como una pandemia, afectando a un 23% de los adultos y a un 7% de los niños en edad preescolar. Un grave problema de salud pública si se considera su estrecha relación con las "enfermedades crónicas no transmisibles", tales como las enfermedades respiratorias crónicas, responsables de un 63% de la mortalidad mundial.

 

También en materia de reducción de la pobreza y la indigencia (o extrema pobreza), la región ha logrado avances importantes. Mientras el año 1990 la incidencia de ambos fenómenos alcanzaba al 48.4% y 22.6% de la población, respectivamente, el año 2012 esos valores se habían reducido a 28.8% de pobreza y 11,4% de indigencia. Sin embargo, en los últimos tres años la caída de las tasas de extrema pobreza ha tendido a estancarse, lo que es una seña preocupante.

 

América Latina y el Caribe, como bloque, produce más alimentos de los que requiere para el consumo de su población, sea en términos de producción física o de disponibilidad de energía alimentaria, en este último caso con 2,900 kcal/persona/día supera el promedio mundial. Ningún país de la región carece de disponibilidad calórica suficiente para los requerimientos mínimos diarios por persona.

 

Los precios de los alimentos, junto a los ingresos de los hogares, son factores fundamentales para las posibilidades de acceso que pueda tener la población vulnerable a los requerimientos mínimos de una alimentación saludable, una alimentación sin hambre. Dentro del período que abarca este Panorama, la región alcanzó una relativa estabilidad de los precios de los alimentos durante 2012, pero en el primer semestre de 2013 se observó una mayor inestabilidad; de hecho la inflación acumulada al primer semestre del 2013 (general 3.9% y alimentaria 5.2%) es mayor que la registrada en igual período durante el 2012.

 

El ciclo de crecimiento económico de los años 2000 permitió aumentar el empleo y los ingresos, lo que redundó en que muchos hogares vulnerables pudieran mejorar su condición alimentaria y nutricional. Sin embargo, el crecimiento en sí mismo no ha logrado resolver las grandes carencias y desigualdades características de la región, por lo que los avances en materia social y de alimentación dependen fundamentalmente de un amplio espectro de políticas públicas que se vinculen a la seguridad alimentaria y nutricional en los países, sea para enfrentar situaciones sociales complejas de forma inmediata, a las que apuntan los programas de transferencias condicionadas y de alimentación escolar; sea para enfrentar cambios estructurales en un horizonte de más largo plazo, como lo son el apoyo a la agricultura familiar y las regulaciones para mejorar los estándares del empleo asalariado en las zonas rurales de la región. Este "enfoque de doble vía" hacia la seguridad alimentaria ha sido promovido por FAO en todo el mundo.

 

Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe. 2013

 

 

 Seguridad alimentaria: un enfoque de sistemas

Presentado en: Ciencias de la UE : los desafíos mundiales y la colaboración global

Libro Blanco presentado por :

Gary McMurray - Panel Organizador , Georgia Tech Research Institute

Carmen Arruda , Cargill Alimentos

Doug Britton , Georgia Tech Research Institute

Thomas Eidenberger , Upper Austrian Universidad de Ciencias Aplicadas

Susan Evans, Tompkins Internacional

Mike Gibney , University College Dublin

Ultan McCarthy , de la Universidad del Sur de Florida

Liz Moran, Eurofins , Internacional

Linus Opara , Universidad de Stellenbosch

Samim Saner , Kalite Sistem Laboratorios

Jonathan West , Rothamsted Research

06 de marzo 2013

Seguridad alimentaria: un enfoque de sistemas

Desafío

La Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO ) estima que para el año 2050 , el mundo necesitará un 70% más productos agrícolas para satisfacer las demandas de alimentos , biocombustibles y piensos . Ahora nos enfrentamos a una multitud de desafíos que afectan a la seguridad alimentaria, incluyendo el cambio climático, la disminución de las mejoras de rendimiento, las prácticas agrícolas no sostenibles, el aumento de la competencia por los recursos de la tierra, cadenas de suministro ineficientes, y los riesgos de seguridad alimentaria. Al reunir a un equipo multidisciplinario para considerar estos problemas, un nuevo y más eficaz camino hacia adelante se puede definir para aumentar la seguridad alimentaria para el mundo. El propósito de este documento es dar una idea de investigación posible y medidas políticas que pueden ser tomadas por UE para hacer frente a este problema global.

La UE tiene una larga historia de abordar las cuestiones de seguridad alimentaria. Junto con la FAO, muchas organizaciones tienen un mandato para hacer frente a uno o más aspectos de la seguridad alimentaria. Este trabajo ha tenido un impacto significativo en la mejora de la seguridad alimentaria mundial. Sin embargo, los acontecimientos recientes, como el alza en los precios mundiales de los alimentos en 2007-2008, han disminuido la seguridad alimentaria en todo el mundo. Mientras que los precios han caído desde sus niveles máximos de todos los tiempos, todavía se encuentran en niveles históricamente altos. Esto ha tenido el mayor impacto en los más pobres en el mundo, ya que gastan el mayor porcentaje de sus ingresos en alimentos.

La reciente crisis económica mundial también ha tenido un impacto negativo en la seguridad alimentaria mundial. Mientras las naciones desarrolladas luchan con sus economías, se ha producido un descenso significativo de la inversión y el comercio con las naciones en desarrollo, lo que resulta en un aumento del desempleo y  salarios más bajos.

Cuatro pilares de la seguridad alimentaria

Conforme la población mundial crezca a más de 9 mil millones de personas en el año 2050, la demanda de alimentos se incrementará drásticamente. Una creciente clase media mundial demandará una mayor selección de productos frescos y proteínas en una escala nunca antes vista. Esto estirará la producción de todos los productos agrícolas y la cadena de suministro de muchas maneras diferentes.

La seguridad alimentaria comprende cuatro pilares definidos por la política de seguridad alimentaria de la UE. Estos son:

1 . Disponibilidad de alimentos a nivel nacional y regional

2 . El acceso a los alimentos en los hogares

3 . Utilización de los alimentos y adecuación nutricional a nivel individual

4 . Prevención de crisis, preparación y gestión

 

Para este esfuerzo, hemos optado por centrarnos en los tres primeros pilares, ya que son una mezcla compleja de problemas de la tecnología y las cuestiones de política que requieren un enfoque nuevo y diferente.

Los dos primeros pilares se centran en la producción y distribución de la oferta mundial de alimentos. Toda estrategia para abordarlos debe reconocer tres lecciones clave aprendidas durante el último medio siglo de trabajo (Keating, 2011):

1 . El crecimiento de la producción agrícola es necesario, pero no suficiente para la seguridad alimentaria mundial.

. 2 Futuras estrategias de seguridad alimentaria deben incluir:

a . Reducción de la demanda

b . Déficit de producción

c . Minimizar las pérdidas y desechos en la producción y utilización

3 . La intensificación agrícola ha sido clave para la seguridad alimentaria mundial

a . Pero debe ser sostenible

b . La intensificación agrícola no se ha afianzado en África

 

El tercer pilar se concentra en la capacidad de los alimentos para proporcionar el contenido nutricional que la gente necesita. Debido a que este es un tema tan amplio, el panel se centrará en los primeros 1.000 días de vida de una persona ya que este período crítico en el desarrollo humano se basa principalmente en la ingesta de alimentos nutritivos. Sin embargo, está claro que la obesidad en los países desarrollados es un problema y resulta en significativos costos masivos de salud.

Futuras Estrategias de Seguridad Alimentaria

Reducción de la Demanda

Como se señaló anteriormente, la demanda de alimentos está creciendo a medida que la población crece. Otros factores que contribuyen a la demanda mundial de alimentos incluyen la necesidad de más alimento para el ganado, una creciente dependencia de los biocombustibles, y el desperdicio o pérdida del producto en toda la cadena de suministro. De acuerdo con un estudio reciente, el 12% de las frutas y hortalizas, el 9,5% de los mariscos, y el 4% de la carne se pierden en la distribución y venta al por menor (documento NRDC). La posibilidad de mejorar la eficiencia de la cadena de distribución tendría un impacto significativo en la seguridad alimentaria mundial. Lo que estas pérdidas quieren decir es que alimentos extra deben ser cultivados de modo que una cantidad mínima de alimentos llegue a la población. En un mundo con reducción de los recursos naturales y una población mundial cada vez mayor, la reducción de las pérdidas post-cosecha y de los desperdicios puede tener un impacto dramático en la seguridad alimentaria mundial.

La mayoría de las pérdidas y del desperdicio en la cadena de distribución se debe a su deterioro, principalmente como resultado del abuso de la temperatura (el producto no se mantiene a la temperatura óptima) y de productos que han pasado su vida útil esperada. En respuesta, la industria ha desarrollado nuevos sensores para detectar deterioro de los alimentos en la cadena de suministro. También ha llevado a cabo mejoras en el almacenamiento de cadena de frío, enrutamiento dinámico, y la infraestructura de informática que permiten que se envíen los productos a todo el mundo.

El siguiente paso es predecir y actualizar en tiempo real la vida útil de los productos en la cadena de suministro. La clave para lograr esto es la "minería" de adquisición y transformación de los datos operativos  Para adquirir estos datos, es necesaria la aplicación de sensores miniatura, dependientes de baja potencia para acompañar el producto durante la producción primaria, el procesamiento secundario y la distribución. Estos sensores abordarán de manera objetiva los principales atributos de calidad estratégica a través de la red de abastecimiento y estarán diseñados para controlar una gran variedad de condiciones ambientales críticas, como la temperatura, la luz, los gases, la humedad relativa y las vibraciones. Deben ser alimentados de forma remota para facilitar el funcionamiento autónomo, tener una unidad de registro a bordo que almacenará los datos de forma remota, y poseer la funcionalidad de red para que puedan transmitir datos a grandes distancias. Esta vinculación satélite geo-localizada transmitirá los atributos de la integridad del producto (temperatura, humedad relativa, etc.) y la información de vigilancia (mapeo GPS  directamente en una plataforma de datos finales, formando así una cadena efectiva de custodia automatizada del producto electrónico. Esta combinación de sensores de calidad con mapas GPS también ofrece la oportunidad de controlar y predecir datos en tiempo real sobre las pérdidas de productos alimenticios durante las operaciones posteriores a la cosecha , incluyendo el transporte [ Venus , V., Asare - Kyei , DK, Tijskens , LMM , Weir, MJC , de Bie , CAJM , Ouedraogo , S., Nieuwenhuis , W., Wesselman , SLM , Cappelli , GA , Smaling , EMA ( 2013 ) Desarrollo y validación de un modelo para estimar las pérdidas de postcosecha durante el transporte de los tomates en África Occidental. Computers and Electronics in Agriculture 92: 32-47; Marsh, K.S., Hammig , M. D. , Cantante, N.S. (2001) Las estimaciones de las pérdidas de transporte internacional de la oferta mundial de alimentos . Journal of International Food & Agribusiness de Marketing 12 : 69-84 ] .

Para que esto tenga éxito, debe desarrollarse una infraestructura de "cyber - highway" que sirva de puente para la brecha  ciber física tradicional existente entre el flujo de producto y el correspondiente flujo de la información. Esto requerirá una capacidad de interrelacionar o poner en "red" todas las fases de la red de suministro, incluida la producción primaria, el procesamiento secundario y la distribución. Este enlace ciber-físico a través de estas tres áreas clave permite a la red evaluar de manera objetiva y con precisión las etapas potencialmente vulnerables de la oferta y abordar todas las cuestiones ambientales.

Esto plantea la pregunta - "Después de la adquisición de los datos - ¿qué sigue? " Una vez transmitido por los sensores remotos y recibido en la plataforma de almacenamiento de servicios de fondo,  este dato debe entonces ser transformado para convertirlo en información útil. Con esta "técnica de la minería", será posible identificar las relaciones y acontecimientos positivos y negativos, y desarrollar estrategias de mejora. Esta fuente de datos es rica en información de gestión y ayudará a identificar los procesos de valor añadido y no-añadido. También se puede desarrollar algoritmos de apoyo a las decisiones para alimentar la información en los sistemas de diagnóstico que mejoran directamente la eficacia operativa de la cadena de suministro.

El uso eficaz de la información es la clave para abordar las cuestiones de seguridad alimentaria. La capacidad para adquirir (sensores), transmitir (redes inalámbricas), e interpretar los datos (funcionalidad de minería de datos y de apoyo a las decisiones) proveerá una cadena de suministro, rica en información que tenga capacidades de análisis retrospectivo, funcionalidad en tiempo real, y  visibilidad y planificación estratégica proactiva.  Estos son los requisitos de una cadena de suministro global que responda,  totalmente flexible, esencial para abordar cuestiones de seguridad alimentaria de hoy en día. Una importante consecuencia revolucionaria de esto es la capacidad de cambiar las prácticas operativas de un programa de esquema rotacional FIFO tradicional (primero en entrar, primero en salir) a un FEFO (primero expirado, primero en salir), lo que reduce significativamente el desperdicio o pérdida del producto en toda la cadena de suministro.

La importancia de la seguridad alimentaria y la trazabilidad aumentará a medida que los productos son transportados y tratados en la economía global. El volumen de los productos producidos en la granja que no se procesan,  pero que van directamente como alimentos supone un problema importante desde la perspectiva de la seguridad alimentaria, ya que estos productos sólo se lavan una vez en la granja. Problemas con la inocuidad de los alimentos pueden surgir a partir de dos fuentes principales: los patógenos bacterianos y residuos químicos. Los patógenos bacterianos pueden ocurrir en las verduras y frutas frescas, así como en las carnes  En los últimos años, los principales incidentes se han producido en el mercado de productos frescos como el incidente de 2008 con chiles serranos en los Estados Unidos y el incidente de las coles en 2011 en Europa. Estos incidentes ponen de relieve la dificultad de identificar la fuente del brote y el rastreo del producto en toda la cadena de suministro.

Como resultado, considerable inversión se ha hecho en el ámbito de los envases inteligentes. Esto implica la incorporación de sensores en el propio material de envasado. El propósito de los sensores puede variar desde la detección de producto deteriorado, a los patógenos de los alimentos hasta la temperatura del producto. El diseño de los sensores también es variado, pero la tecnología se está desarrollando rápidamente de tal manera que se pueden medir  la calidad y la seguridad de cada paquete individual.

Los residuos químicos en los alimentos, aunque no de tan significativo riesgo como los patógenos microbianos, son un riesgo para la seguridad alimentaria. Los recientes incidentes tales como residuos de melamina en la leche y los alimentos para mascotas y aflatoxinas en frutos secos y nueces han destacado la dificultad en la detección e identificación de productos contaminados. Los altos niveles de pesticidas en los alimentos se ha demostrado que presentan riesgos de salud específicos para los niños. Si bien los gobiernos tienen reglas y regulaciones que definen los niveles máximos de residuos de plaguicidas en los alimentos, es imposible en la actualidad certificar al  100 % que todos los productos están libres de residuos químicos excesivos. La mejora del saneamiento post-cosecha y de las técnicas de detección de la inocuidad de los alimentos ha sido y seguirá siendo un objetivo importante en la comunidad de investigación y una preocupación de reglamentación para las autoridades.

El estado de arte actual de la detección de los patógenos bacterianos requiere tomar una muestra del producto, cultivarla durante un máximo de 24 horas, y luego contar la unidades formadoras de colonias. Si el valor está por encima de un cierto umbral, el producto se considera inseguro. El objetivo final en la detección de la inocuidad de los alimentos sería la capacidad de detectar los patógenos bacterianos a los pocos minutos de la toma de la muestra en las instalaciones. Desde un punto de vista tecnológico, existen tres grandes problemas que deben ser resueltos antes de la realización de este objetivo. Irónicamente, no es el desarrollo del propio sensor - hay muchos de estos sensores en existencia en una variedad de laboratorios de investigación de todo el mundo.

1. Tecnología para liberar agentes patógenos y separarlos de los restos de comida y las partículas de agua.

2 . Son requeridas tecnologías que llevan a un alto volumen o bajo volumen de procesamiento de la muestra, y selección de la muestra de alto rendimiento, tales como los dispositivos laboratorio- en- un-chip.

3. Tecnología que puede distinguir entre los microorganismos vivos y muertos e identificar microorganismos viables pero no cultivables.

 

Las políticas y regulaciones en cada país también jugarán un papel importante en la solución de este problema. Mientras que el apoyo a los precios agrícolas o límites de producción son parámetros importantes en esta discusión, no son los únicos. Las normas de seguridad alimentaria, incluidos los requisitos de trazabilidad, seguirán desempeñando un papel donde los alimentos son originados  y la facilidad con que los productos pueden moverse a través de la economía global. La armonización de las normas entre las naciones también facilitará en gran medida el comercio. La dificultad en el seguimiento de un producto alimenticio a lo largo de la cadena de suministro es una tarea formidable a medida que los ingredientes se mezclan entre sí para crear nuevos productos. Las políticas que afectan a la tasa de inversión en I + D para los sistemas agrícolas seguirán impulsando las decisiones de inversión. La alineación correcta de estas políticas con la seguridad alimentaria a largo plazo es importante.

Déficit de producción

La importancia de mejorar el rendimiento de producción de cultivos ha sido un foco importante durante siglos. La "revolución verde" de los años 1950s  y 1970s  alcanzó un aumento sustancial en el rendimiento de los cultivos, como el trigo, debido a las variedades de paja corta, la mejora de la resistencia a enfermedades y una mejor respuesta a los fertilizantes. El aumento del uso de pesticidas también aumentó el rendimiento, pero a partir de la década de 1980s, las tasas globales medias de crecimiento en el rendimiento para los principales cereales han disminuido. El mundo se ha adaptado a esto mediante aumentos en la intensificación agrícola, específicamente en países como Brasil, China, Indonesia, Rusia y Ucrania (Informe de la Productividad Agrícola G20 y Reducción de la brecha para pequeñas- granjas - familiares, 2012).

La capacidad de aumentar la intensificación de la agricultura es una de las claves para abordar el déficit de producción agrícola. Mientras que otros tipos de producción, incluyendo invernaderos y acuicultura son importantes, no son actualmente lo suficientemente grandes como para abordar de manera significativa la necesidad de aumento de la producción. Ellos no deben ser ignorados, pero la atención debe centrarse en continuar la identificación de maneras de cerrar la brecha de rendimiento (aumentar la eficiencia de la tierra). Una disminución de las tierras disponibles para la producción de alimentos debido al uso de cultivos alimentarios para biocombustibles es contraproducente si da lugar a más tierra, especialmente en los países tropicales, que se convierte de bosques  a la agricultura para compensar la pérdida de producción de alimentos. En cambio, las energías renovables, como la eólica, de las olas, de las mareas, hidroeléctricas, o las geotérmicas pueden ser utilizadas para producir electricidad, mientras que el líquido o gas que puede ser usado en los motores convencionales para el transporte podrían producirse a partir de materiales de desecho y productos no alimentarios. Hay un gran potencial en el uso de microbios (identificados a partir de diversos ambientes) para fermentar lignocelulosa y otros sustratos para la producción de combustible, lo que podría aliviar la presión sobre el uso del suelo para el combustible mediante el uso de los residuos de desecho de los cultivos alimentarios y forestales como materia prima.

La política de la UE y los gobiernos nacionales hacia la elección de los biocombustibles debe poner un fuerte énfasis en el uso de los pastizales y los residuos (no alimentarios) para la producción de biometano. Además, la atención se debe poner en el cultivo de monte bajo (para la combustión), en lugar de granos y oleaginosas, porque los pastizales tienen un doble propósito en el secuestro de carbono en el suelo y la producción de una forma limpia de energía, el biometano, sin disminuir la producción de alimentos.

Las mejoras tecnológicas seguirán desempeñando un papel importante en este trabajo. Aunque la absorción de los cultivos transgénicos en Europa ha sido muy restringida, la adopción exitosa de tecnología transgénica en el resto del mundo se ha demostrado un aumento de los rendimientos, el uso reducido de plaguicidas, y no hay resultados de casos confirmados de mala salud. Esta tecnología potencialmente "verde" muestra una gran promesa para mejorar la eficiencia del uso de nutrientes y del agua, lo que aumentará el rendimiento y reducirá  la huella de carbono de la producción. Mientras que Europa todavía se está debatiendo esta cuestión, los nuevos métodos de cría de biotecnología que no implican técnicas de ADN recombinante pueden hacer que el debate sobre los transgénicos sea redundante. La investigación en el desarrollo de cultivos resistentes a la sequía, así como de los cultivos que han aumentado el rendimiento seguirá siendo importante. Los avances en la agricultura de precisión han traído una enorme mejora en los rendimientos de la producción conforme tractores guiados por GPS colocan con precisión las semillas a una distancia consistente a través de las grandes fincas. También pueden aplicar con precisión fertilizantes a sólo las partes del campo que requieren los productos químicos, reduciendo así los desperdicios en el sistema y proporcionando un entorno de crecimiento óptimo para cada planta. Los recientes avances en los sistemas de riego también han permitido la distribución óptima del agua. Al igual que el uso de fertilizantes mencionado arriba, la aplicación de agua está restringido a sólo las partes del campo que la necesitan - por lo tanto ninguna parte recibe un exceso de agua o tiene un riego insuficiente; ambos de los cuales son malos resultados debido a la pérdida de agua y la pérdida de rendimiento en los cultivos. Se requiere investigación futura que se ocupe de la forma de llevar esta tecnología a las granjas más pequeñas.

Esta inversión en tecnología y educación de los agricultores ha sido y seguirá mejorando la seguridad alimentaria local. Nuevas y mejoradas tecnologías basadas en red para servir a los agricultores y agentes de extensión serán un factor clave para continuar con esta tendencia positiva. La educación de los agricultores sobre las nuevas técnicas y los nuevos equipos / tecnologías es importante para los agricultores de los países pobres.

Minimizar las pérdidas de producción

El impacto de las plagas y enfermedades en el rendimiento de los cultivos es significativo. Se estima que aproximadamente el 18 % de la producción se pierde a plagas y otro 19 % se pierde a la enfermedad (incluyendo enfermedades virales) [Oerke, CE (2006). Las pérdidas de cosechas por las plagas. Journal of Agricultural Science 144:31-43]. Esto es a pesar de tener establecidos amplios programas de pulverización de químicos en las granjas. Este es un problema importante no sólo debido a la pérdida de rendimiento, sino también porque el costo de los productos químicos utilizados para rociar el campo es caro y el impacto ambiental de los productos químicos se está convirtiendo en un problema. El desarrollo de la tecnología que de manera rápida y eficiente puede identificar que una plaga o enfermedad está presente antes de la aplicación de cualquier producto químico a un campo sería un importante paso hacia adelante en la reducción de este problema.

Los métodos actuales de estado del arte para detectar enfermedades o plagas en un campo obligan a los agricultores a emplear exploradores de campo para identificar los síntomas visibles o se basan en imágenes hiperespectrales de los satélites, aviones, o de los vehículos aéreos no tripulados para identificar las plantas enfermas .Típicamente, dependiendo de la enfermedad, los síntomas visibles no aparecen durante varios días o mucho más tiempo después que la planta se ha infectado. Durante este tiempo, los patógenos (particularmente virus y fitoplasmas) pueden ser transmitidos desde las plantas infectadas a otras plantas y extenderse en todo el campo. Para reducir el impacto de las enfermedades potenciales, los agricultores dependen de las aplicaciones profilácticas de diferentes fungicidas químicos, que para cultivos de alto valor puede ser semanal o quincenal durante la temporada de crecimiento. Esto es caro y la aplicación fuerte de fungicidas químicos aumenta el riesgo de desarrollar resistencia a los fungicidas en las poblaciones de patógenos así como causar la contaminación del medio ambiente. Al igual que con el cuerpo humano, la detección temprana de enfermedades es fundamental para una intervención exitosa.

Para reducir la pérdida de los cultivos por las enfermedades, varias nuevas tecnologías se están desarrollando para la detección temprana del inóculo. El muestreo del aire ligado a los métodos de diagnóstico rápido tiene potencial para detectar esporas en el aire que inician la enfermedad antes de que la enfermedad se establece. Trabajo en Rothamsted Research está desarrollando diagnósticos basados ​​en métodos rápidos de amplificación de ADN, dispositivos de flujo lateral o tiras reactivas, o biosensores que pueden detectar una sustancia química producida por el patógeno y ofrecen un gran potencial para la detección rápida de patógenos in situ. Hay  sistemas en fase de desarrollo que no sólo puede detectar las esporas de hongos en cuestión de horas, pero con la tecnología de comunicación inalámbrica, también pueden poner en texto el resultado de la prueba y los datos horarios. Se corren entonces modelos de infección  y se hace un pronóstico de la enfermedad para activar los programas de control de modo que los fungicidas se aplican sólo si hay un riesgo de enfermedad. Dichos pronósticos pueden reducir sustancialmente las aplicaciones innecesarias de fungicidas. Ensayos basados en ADN ​​también pueden ser diseñados para detectar las mutaciones que causan resistencia a los fungicidas, permitiendo a los productores  cambiar a productos con un modo de acción alternativo para mantener el control de la enfermedad. La detección de biomarcadores que indican las primeras etapas de brotes de plagas o enfermedad también puede ser detectada por métodos similares o mediante la detección química volátil.

Por otra parte, un nuevo paradigma para la detección de la enfermedad sobre la base de datos de plantas individuales se encuentra en desarrollo. En el Instituto de Investigación Tecnológica de Georgia (GTRI), los investigadores están desarrollando un sistema que recoge los datos mediante un robot móvil que ofrece una visión más completa, pero hasta el momento no modelada, de la comprensión de la salud de la planta. Se propone integrar datos de detección química avanzada para identificar la presencia de un patógeno, de formación de imágenes - hiper espectral de las plantas individuales para identificar estrés y cambios mínimos en la planta, y sensores ambientales y observaciones de los agricultores para identificar con precisión plantas enfermas días antes de que cualquier síntomas visibles se manifiesten por la planta. Las imágenes multiespectrales, espectroscopia, y las imágenes de fluorescencia de clorofila también podrían ser utilizadas para detectar las primeras etapas de la infección y otros factores de estrés.

Además, varios programas de cría han aumentado la resistencia poligénica a muchas enfermedades. Este tipo de resistencia reduce la severidad de la enfermedad y es a menudo una forma más duradera de resistencia que la resistencia mediada por genes importantes, que previene la infección por completo, pero que a menudo es superada en tan sólo un par de temporadas. Además, los enfoques biotecnológicos pueden reducir las plagas y enfermedades, reduciendo así la huella de carbono de la producción de cultivos (se usan menos pesticidas y combustible del tractor) y aumentar la productividad de los cultivos (pérdidas por plagas y enfermedades se reducen al mínimo). Así métodos biotecnológicos como GM pueden ser vistos como una tecnología " verde " que puede permitir una mayor producción de alimentos, mientras que se reducen las aplicaciones de pesticidas. Logros significativos en este sentido ya se han demostrado en Norte y Sur América y en partes de Asia, donde los cultivos transgénicos resistentes al ataque de insectos (por ejemplo, el maíz BT) se han cultivado con éxito durante más de 15 años. Los cultivos transgénicos resistentes a algunas enfermedades (papas resistentes al tizón y calabacín resistentes a los virus) están siendo seguidos.

El cambio climático seguirá teniendo un impacto dramático en la producción de cosechas, con algunos beneficios, así como amenazas. Los aumentos en las temperaturas globales y los cambios en los patrones de lluvia no sólo afectan los cultivos existentes en un área, pero con el tiempo pueden determinar un cambio en los tipos de cultivos de la zona. Esto puede tener un efecto dominó en todo el sistema de producción de alimentos ya que nuevos cultivos traen nuevas plagas y enfermedades en un área, lo que podría tener un impacto significativo en los cultivos existentes.

La bioseguridad es cada vez más importante debido al cambio climático y la introducción de nuevas plagas y enfermedades causadas por el comercio mundial y el aumento de la movilidad de las personas. Modelos epidémicos basados en el clima operados con datos meteorológicos futuros generados artificialmente ofrecen alguna predicción de que  plagas o enfermedades pueden llegar a ser más importantes [ West , JS, Townsend , JA, Stevens , M., Fitt , BDL ( 2012 ) La biología comparativa de diferentes patógenos de plantas para estimar los efectos del cambio climático sobre las enfermedades de los cultivos en Europa. European Journal of Plant Pathology 133: 315-331 ]. Sin embargo, también se necesitan mejoras considerables en la vigilancia de plagas y enfermedades, detección de nuevos problemas, y  mecanismos de financiación para permitir una reacción rápida para muchas ´incógnitas´.  Como un ejemplo , aunque no relacionados con los alimentos, el hongo que causa la acronecrosis del fresno ( Hymenoscyphus pseudoalbidus ) se diseminó  de Polonia alrededor de 2006 , a Francia alrededor de 2010 , y alcanzó el Reino Unido en 2012 . Sólo entonces, en 2012, el Reino Unido comenzó a financiar nuevas investigaciones sobre este patógeno, pero la única respuesta útil fue la introducción de fuentes de resistencia a la enfermedad de la baja proporción de plantas que habían sobrevivido en lugares donde la enfermedad ya se había apoderado. Al igual que en nuestro monitoreo de patógenos de plantas endémicas en el aire, los métodos de toma de muestras de aire y de la lluvia provocados por las predicciones de la trayectoria del viento podrían ser utilizados para detectar introducciones potenciales, pero los muestreadores de aire tendrán que realizar el muestreo de grandes volúmenes y métodos de detección adecuados tendrán que ser ideados. Más simplemente, una mejor comunicación entre los países también ayudará a la supervisión de los agentes patógenos transportados por el aire y las plagas de insectos. Ya existen redes en Europa para la coordinación de la fiebre del heno y otras enfermedades alérgicas de los seres humanos y del mismo modo podrían ser desarrolladas para los patógenos de plantas y plagas de insectos.

Comprender el impacto del cambio climático en una región ayudará a los expertos agrícolas a apoyar a los agricultores para adaptar sus horarios y las decisiones de siembra sobre qué plantar de forma que refleje la nueva realidad climática. Esto requerirá una capacitación importante para los agricultores, ya que aprenden las mejores prácticas para el cultivo de una nueva cosecha y aprenden cómo proteger el cultivo contra una nueva serie de plagas y enfermedades. El apoyo a los agricultores durante este tiempo de transición será fundamental. Además, podría requerirse nueva infraestructura para el almacenamiento, el procesamiento y el transporte para cumplir con los requisitos de seguridad y almacenamiento de alimentos para los nuevos productos .

Minimizar las pérdidas y desperdicios postcosecha  

Una gran cantidad de alimentos cosechados se pierde y desperdicia entre la puerta de la granja y los consumidores. En los países en desarrollo, se estima que casi el 65 % de las pérdidas se producen durante postcosecha. El impacto de las pérdidas posteriores a la cosecha y de los desperdicios en la seguridad alimentaria mundial es significativa [Opara , UL ( 2010 ) . La elevada incidencia de las pérdidas de alimentos postcosecha está empeorando la seguridad alimentaria y nutricional mundial. Revista Internacional de Tecnología Postcosecha e Innovación 2 : 1-3 ] . Estimaciones recientes han reportado una alta incidencia de las pérdidas de alimentos y desperdicio, que se producen tanto en países en desarrollo y desarrollados y que afecta a todos los tipos de productos alimenticios [ Gustavsson , J., Cederberg , C. , van Otterdijk , R. y Meybeck , A. ( 2011 ) Las pérdidas mundiales de alimentos y desperdicio de alimentos. Magnitud, causas y prevención. Organización de Alimentos y Agricultura de las Naciones Unidas, Roma] . El estudio mostró que hasta 1,300 millones de toneladas de alimentos (un tercio de la producción mundial) se pueden perder y ser desperdiciados, que equivalen a  casi 1 trillón de dólares en valor de los alimentos, excluyendo las pérdidas de calidad y de la nutrición y el costo de los insumos y recursos naturales escasos, como el agua dulce usada para producir, manejar y procesar la comida. Las estimaciones varían según el país, el sistema de alimentación, y el tipo de la cadena de suministro, pero en el mundo en desarrollo hasta el 37 por ciento de los alimentos cosechados se puede perder antes de que se consuman debido a las insuficientes transformación, almacenamiento y transporte . En los países desarrollados, el desperdicio de alimentos (que se produce aguas abajo cerca de los puntos de preparación y consumo) es mayor que las pérdidas post-cosecha que se producen durante la manipulación. En los EE.UU., por ejemplo, una revisión del desperdicio de alimentos en los EE.UU. mostró que 43 millones de kilos de comida, un poco más de 27 por ciento de la cantidad disponible para consumir, se perdieron en sólo tres etapas del proceso de comercialización--ventas al por menor, servicios de alimentos, y consumidores [ Kantor , LS , Lipton K., Manchester , A. , Oliveira V. ( 1997 ) Estimación y abordaje de las pérdidas de alimentos de Estados Unidos. Food Review 20:02 ] .

En África Subsahariana, la región que es más afectada por la inseguridad alimentaria y nutricional, las pérdidas de grano por sí solas antes de procesar promedian entre el 10 y 20%. Estas pérdidas son muy significativas porque si se extrapola para el período 2005-2007,  ascienden a alrededor de 4 mil millones de dólares al año del valor de la producción total estimada de 27 mil millones de dólares, lo que es comparable a los 3-7 mil millones de dólares en cereales que África ha importado anualmente entre 2000 y 2007 [ Morgan , N., Prakash , A. , Khaira , H. ( 2012 ) Reducción de las pérdidas posteriores a la cosecha. En : 2012 Informe Global de Políticas Alimentarias, del Instituto Internacional de Investigaciones sobre Políticas Alimentarias ].

Las pérdidas de alimentos postcosecha y los desperdicios son un problema importante, no sólo por la inseguridad alimentaria y nutricional, sino también por el alto costo de la energía, mano de obra y el agua dulce utilizada en la manipulación, el almacenamiento, el transporte y el impacto medioambiental de los desperdicios. La reducción de las pérdidas y los desperdicios contribuye a la eficiencia de la utilización de los recursos naturales. Los métodos actuales utilizados para medir, monitorear y controlar la calidad y la seguridad en la post-cosecha dependen de herramientas destructivas y no destructivas que caracterizan las cualidades nutritivas y físico-químicas externas e internacionales del producto. El uso de sensores ópticos no invasivos emergentes, como la espectroscopia de infrarrojo cercano, la espectroscopia de resonancia magnética nuclear y la tomografía de coherencia óptica para inspección en línea en tiempo real y la clasificación de los productos es cada vez mayor, sobre todo en respuesta a la demanda del consumidor de alimentos seguros, nutritivos, de buen gusto y sanos. El alto costo del capital inicial y la dificultad de incorporar estas tecnologías en los sistemas de postcosecha existentes han obstaculizado su aplicación generalizada. Para reducir las pérdidas posteriores a la cosecha y los desperdicios, la medición confiable y precisa y la comunicación de datos sobre la calidad y el estado de seguridad de los alimentos son importantes en el desarrollo de la logística y  comercialización costo-efectivas.

Aunque existen estimaciones globales sobre la incidencia de las pérdidas de alimentos postcosecha y desechos, siguen faltando datos fiables sobre la magnitud del problema en determinadas regiones y cadenas de suministro. Este problema se agrava aún más por la falta de técnicas y procedimientos estandarizados para la evaluación de las pérdidas de alimentos y desperdicios. También hay falta de datos sobre el análisis de costo -beneficio de la mejora de las tecnologías de postcosecha (tales como almacenamiento en frío, el almacenamiento en atmósfera controlada, almacenamiento hiperbárica, el envasado en atmósfera modificada, envases  / inteligentes ) para apoyar la política de seguridad alimentaria basada en la evidencia .

La reducción de la elevada incidencia de las pérdidas en los países en desarrollo requiere inversiones en nuevos conocimientos sobre los cultivos locales y la mejora de las infraestructuras de manejo postcosecha y de la comercialización, tales como el almacenamiento, el transporte y las carreteras. Además, los productos contaminados debido a los sistemas de post-cosecha ineficientes plantean riesgos de seguridad alimentaria, tales como el caso de contaminación de granos con aflatoxina debido al secado inadecuado de los productos alimenticios.  Una amplia gama de tecnologías de postcosecha novedosas existe para reducir las pérdidas, incluyendo tratamientos químicos, tales como 1 - metilciclopropeno ( 1 - MCP) para controlar la maduración productos sensibles al etileno y envases inteligentes que detectan el estado de la calidad de los productos usando biosensores. Sin embargo, en los países desarrollados, los desperdicios de alimentos se producen al extremo del consumidor de la cadena de suministro, incluidos los desperdicios en las ventas al por menor debido a los estándares estéticos excesivos y la intolerancia de los consumidores de los defectos visuales de menor importancia en los productos. Reducir el desperdicio de alimentos en los países industrializados, por lo tanto, requiere de grandes campañas de educación y sensibilización para influir en el comportamiento del consumidor.

Enfoque de Sistemas

El desarrollo de una red de comunicación a través de la cadena de suministro es un requisito previo esencial para el establecimiento de los cuatro pilares de la política de seguridad alimentaria de la UE. Para entender y cuantificar con precisión este tema, hay que abordar la hipótesis de que sólo mediante la adquisición y la "minería " de una amplia gama de datos en toda la cadena agroalimentaria completa (producción primaria, la transformación secundaria y de distribución), puede uno adoptar un entendimiento estratégico de cómo funcionan estos sistemas. Es sobre esta base de entendimiento que uno puede desarrollar un conocimiento de las interacciones, patrones y conexiones que permite el desarrollo de planes de trabajo para mejorar la reducción de los desperdicios en general dentro de la red de suministro.

Además de realizar investigaciones para abordar cada uno de estos problemas individuales, un enfoque de sistemas para el tema de la seguridad alimentaria es también crítico. Mientras que la optimización de la eficiencia o valor en cada paso en el proceso de producción de alimentos es importante, las interacciones entre los pasos – ambas, interacciones aditivas positivas y las consecuencias imprevistas negativas - son críticas. Esto incluye los esfuerzos para reducir las pérdidas y desperdicios de alimentos postcosecha. La capacidad de recopilar y compartir información a través de la producción y distribución de alimentos es otro tema importante del sistema.

En cada paso de la producción, transformación, distribución y consumo del producto, la información es recogida y usada por los individuos en ese paso en particular en el proceso. Al tomar más un enfoque de sistemas, es posible mirar a través de toda la cadena de suministro y comenzar a capturar la información que podría permitir mejores decisiones que se harán en una parte diferente de la cadena de suministro. En la cadena de manejo postcosecha, esto puede incluir una cadena de suministro más dinámica que puede cambiar rápidamente de productos a diferentes mercados sobre la base de la calidad o de la vida útil restante de los productos.

La trazabilidad (verificación de la historia de los alimentos y sus ingredientes) está demostrando ser una tarea difícil cuando la comida viene de muchas fuentes en todo el mundo y se combina y se procesa para crear nuevos productos. Sin embargo, los beneficios desde una perspectiva de rendimiento y de la seguridad de los alimentos son enormes. Este proceso puede ser mejorado a través de un aumento de los datos recogidos automáticamente por sensor que se regresan al campo (lista de productos químicos aplicados en los campos, sensor de la seguridad alimentaria en la post- cosecha, medición de la temperatura de la fruta a partir de post- cosecha y a través de todo el camino hacia el consumo) y a través de la cadena de suministro.

El cambio climático continuará presentando desafíos y oportunidades para el mundo en lo que respecta a la seguridad alimentaria. Con el aumento de las temperaturas globales en general, el número de sequías e inundaciones está aumentando, y esto ha impactado de manera significativa en el pasado la producción de alimentos. También es una oportunidad para un enfoque sistemático para la producción y distribución de alimentos. La adaptación de los cultivos en una región al cambio climático tiene un impacto significativo en todo el sistema de procesamiento de alimentos - la educación de los agricultores sobre cómo hacer crecer los cultivos, los problemas de la cadena de suministro para los nuevos cultivos, y la identificación de nuevos mercados para el producto. El cambio en los cultivos también afecta a la cantidad de tierra, de agua y de energía necesarias para la producción de los cultivos de una manera rentable.

Finalmente, el uso de los recursos naturales (agua, tierra y energía) es una decisión crítica para el mundo. Por ejemplo, las estimaciones actuales son que más del 70 % del agua del mundo se utiliza en la producción agrícola. Encontrar mejores maneras de equilibrar el uso de los recursos naturales para satisfacer las necesidades mundiales es importante. Pero sólo al abordar este tipo de problemas desde un enfoque de sistemas podemos, como sociedad, encontrar una mejor solución para alimentar al mundo y utilizar nuestros recursos de una manera más sostenible.

 

Food Security: A Systems Approach

 

  

VIDEOS RELACIONADOS:

TEDxSouthamptonUniversity: Professor Guy Poppy

 

TEDxDubbo - Prof. John Crawford - The Complexity Imperative

 

The Changing Faces of Sustainability and Food Security

 

Understanding the Complex Systems Around Us: Martin Schmid

 

Food Security Research Network FSRN Receives National CS

 

Exploring a Complexity Perspective (Nov. 23-2013 Workshop Part One)

 

Un Nuevo Paradigma para Alcanzar Seguridad Alimentaria: Pa

 

 

 

ENLACES INTERESANTES:

A systems science perspective and transdisciplinary models for food and nutrition security

 

AVENUES TO MEET FOOD SECURITY

 

Food Security: The Challenge of Feeding 9 Billion People

 

Food security: contributions from science to a new and greener revolution

 

Seguridad alimentaria

 

ASSESSMENT OF THE WORLD FOOD SECURITY SITUATION

 

Unidad III: Principales plagas de granos básicos que afectan la producción.

 

Chapter 2. Food security: concepts and measurement

 

Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe. 2013

 

GUÍA DE SEGURIDAD ALIMENTARIA Y NUTRICIONAL PARA USO DEL PERSONAL AGROPECUARIO DE NICARAGUA

 

Inseguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe

 

LEAF’s President’s Event 2012: The Changing Faces of Sustainability

 

 

FUENTE DE LA IMAGEN:

PAHO

 

 

VIDEOS DE PAÍSES (Unidad en la Diversidad):

SINGAPUR

URUGUAY

HOLANDA

 

 

Iván Tercero Talavera

Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla   

(Las Entradas anteriores del blog las puede leer en la sección de Archivos)

 

Última actualización el Martes 27 de Mayo de 2014 21:26
 
NUEVA PÁGINA DE ENTRADAS ANTERIORES PDF Imprimir Correo electrónico
Latest
Escrito por Administrator   
Lunes 07 de Noviembre de 2011 21:32

NUEVA PAGINA DE ENTRADAS ANTERIORES

Modelado y Simulación Basados en Agentes 

Complejidad y Diversidad

Coopetencia

La Confianza en las Organizaciones

El pensamiento y la mente

¿Qué es la Realidad?

Análisis de Redes Sociales 2

Análisis de Redes Sociales

Complejidad y Conflicto

Gestión de Proyectos y Complejidad 2

Gestión de Proyectos y Complejidad 1

Complejidad y Cambio Climático

Complejidad y Transdisciplinariedad

Complejidad y la Teoría del Cisne Negro

Simple, Complicado, Complejo o Caótico 2

¿Simple, Complicado, Complejo o Caótico?

Complejidad y Medicina

Complejidad y Psicología

Complejidad y Epidemias

Historia de las Ciencias de la Complejidad

Complejidad y la Ley

Complejidad y Espiritualidad 2

Complejidad y Espiritualidad

Estigmergia

Complejidad - Glosario

Complejidad y Economía

Complejidad y Salud - dos

Complejidad y Política

Complejidad y Salud

Complejidad y Deportes

Complejidad y Filosofía

Mecánica Cuántica

Complejidad y Desarrollo Sostenible

Consecuencias Imprevistas

Complejidad y Gestión (2)

Complejidad y Gestión 1

Complejidad y Educación 2

Complejidad y Educación 1

Liderazgo Adaptativo

Liderazgo y Complejidad

Planificación Estratégica, Pensamiento Estratégico y Gestión Estratégica en Sistemas Complejos Adaptativos

Indagación Apreciativa

Sociedad Red

La Sociedad como Superorganismo

Minería de Datos (Data Mining)

Ciencia Cognitiva

Gestión del Conocimiento y Complejidad

Abordaje a la Complejidad

Complejidad y Políticas Públicas

Complejidad y Manejo de Desastres

Cerebro Global (2)

Cerebro Global 1

Inteligencia Artificial

Teoría de la Información

Teoría de Gaia

Dinámica de Sistemas

Teoría General de Sistemas

Cibernética

Sinergética

Emergencia de Patrones

Teoría de la Percolación

Criticalidad Autoorganizada

Teoría de las Catástrofes

Sociobiología y Psicología Evolutiva

Dilema del Prisionero y Estrategia Tit for Tat

Teoría de Juegos

Sistemas Multiagente

Lógica Difusa o Lógica Borrosa

Algoritmos Genéticos

Autómatas Celulares

Inteligencia de Enjambre

Redes Neuronales Artificiales

Autopoiesis

Redes Libres de Escala

Redes de Mundo Pequeño

Ciencia de las Redes

Fractales

Leyes de Potencia

¿Qué es Coevolución?

Auto-Organización

Agentes Adaptativos

Caos

Espacio de Posibilidades

Sensibilidad a las Condiciones Iniciales

Relaciones No Lineales

Emergencia

Procesos de Retroalimentación

Conectividad e Interdependencia en los Sistemas Complejos

Conceptos Principales en Ciencias de la Complejidad

¿Cuántos Sistemas conoce Usted?

¿Quién más desea saber algo sobre Complejidad?

¿Por qué Coevolución?

Última actualización el Martes 27 de Mayo de 2014 21:22
 
Bienvenidos al Blog COEVOLUCION.NET PDF Imprimir Correo electrónico
Escrito por Administrator   
Domingo 05 de Julio de 2009 00:00


Este blog ha sido creado como una nueva ventana virtual desde donde explorar el creciente y sorprendente campo de las Ciencias de la Complejidad.

Contigo, lector(a) amigo(a), podremos seguir descubriendo facetas de esta nueva ciencia que ya ha sido llamada por Stephen Hawking como la Ciencia del Siglo XXI.

Tus comentarios a los artículos que aquí aparezcan serán el mejor aporte a la Ciencia de la Complejidad.

También, en COEVOLUCION.NET se incluirán avances de la Ciencia y Tecnología actuales, experiencias POSITIVAS de seres humanos comunes y corrientes, como tú y yo, que pueden darnos aliento en nuestro diario vivir, y frases y fragmentos inspiradores de la literatura mundial.

Qué otras cosas podríamos incluir en este Blog?

Espero tu colaboración. Tú tienes la palabra.

 

Iván Tercero Talavera

 

 

Submit your website to 20 Search Engines - FREE with ineedhits!
Última actualización el Viernes 26 de Noviembre de 2010 02:25
 
www.coevolucion.net, Powered by Joomla! and designed by SiteGround web hosting